miércoles, 17 de diciembre de 2014

En la orilla, Rafael Chirbes

"La crisis que vivimos no es más que el ajuste definitivo de esa nueva legión de hombres herramienta en busca de propietario que los ponga a producir".


"No soportaba las alusiones de mi padre -siempre misteriosas- a cosas que habían ocurrido. Primero, no las entendía; luego, me aburrieron. Al final, me asquearon".
Hoy traigo una lectura que a punto estuvo de no serlo... Tal vez fue falta de concentración; tal vez lo que necesitaba era tiempo para leer varias páginas seguidas... El caso es que me costó mucho conectar con ella; tanto que estuve tentada de dejarla... (Hablo en pasado porque hace ya varias semanas que la leí; el final de la primera evaluación ha sido complicadillo...)
Sin embargo, gracias a que se trataba de una lectura conjunta con mis compañeros, no tiré la toalla y no me arrepiento de haberlo hecho, pues al final ha merecido la pena.  
"Soy propietario de mis carencias. Mi única propiedad es lo que me falta. Lo que no soy capaz de alcanzar, lo que he perdido, eso es lo que tengo, lo que es de verdad mío,ése el vacío que soy. Tengo lo que carezco".
La novela está dividida en tres partes, aunque la segunda parte es la más extensa con diferencia y la que lleva todo el peso de la historia. En ella, por medio del monólogo del protagonista, conocemos los efectos que la crisis ha provocado en él, en sus empleados y en Olba, el pueblo valenciano (e imaginario) donde reside.
"[...] Olba es un pueblo pequeño y eso quiere decir que, para el teatro de la vida social, cuentas con compañía de repertorio, los mismos actores representando las diversas obras".
Es, por tanto, un tema difícil tratado como se merece: con crudeza tanto en el lenguaje como en las situaciones descritas. Una novela desoladora y, por esa misma razón, difícil de olvidar. 
"Los viajes que, para mí, iban a ser prólogo de algo y fueron epílogo de todo".
----------------------
Reto Sumando 2014: 10 caracteres (806/2014)
Reto 25 españoles: 22º

14 comentarios:

  1. No lo conocía pero no sé si sería una lectura que disfrutase, de momento lo dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no te llama mucho la atención haces bien. Ya te digo que es una lectura fuerte. ¡Será por libros!
      Abrazo!

      Eliminar
  2. Me gusta lo que he leído de Chirbes y esta obra me está esperando en la estantería. Tu reseña me anima a recordarla.
    A veces los condicionantes influyen mucho en la lectura, el final de la evaluación no suele ser buen momento. Hoy ha sido mi último día complicado, ya queda poco.

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También ha sido el mío: ahoya el resto es cuesta abajo.
      Espero leer pronto tus opiniones sobre esta novela. Abrazo!

      Eliminar
  3. El verano pasado cada vez que iba a la biblioteca y veía este libro estaba tentada de cogerlo. Pero no me parecía una lectura de verano. No lo descarto para otro momento.
    Por cierto, en el libro el pueblo de Olba será imaginario, pero existe. Está en la provincia de Teruel, también es pequeño y hacen a finales de junio un festival de cuenta cuentos y narradores orales. Y como curiosidad allí nació el diseñador Manuel Pertegaz.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí; cuando lo empecé a leer busqué si Olba existía en realidad y me encontré con que hay un pueblo llamado así en Teruel. Es una provincia que está entre mis tareas pendientes: a ver cuando puedo visitarla.
      Abrazo!

      Eliminar
  4. Hola guapa! paso por aquí para desearte unas Muy Felices Fiestas!! que disfrutes mucho del peque. Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  5. Buena novela. Felices fiestas para ti y para los tuyos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Este libro lo vi mucho entre las mejores lecturas del año pasado, me gustaría leerlo. Un abrazo. Feliz 2015 :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás que te parece si lo lees.
      Abrazo!

      Eliminar
  7. Todavía me obligo a terminar ciertos libros, pero me da la impresión que pierdo tiempo que podría dedicar a los que verdaderamente son interesantes. La reseña no me anima mucho, la verdad. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso finalmente sí mereció la pena el esfuerzo, aunque no siempre sucede así.
      Abrazo!

      Eliminar