lunes, 24 de octubre de 2016

Lecturas juveniles

Hacia finales de las vacaciones le estuve echando un vistazo a varios libros de literatura juvenil para ver si podía recomendar alguno de ellos durante este curso. 
El primero de ellos (2083, de Vicente Muñoz Puelles) se sitúa en el futuro y resulta interesante por lo que parece que ese futuro depara a los libros: la posibilidad de entrar en ellos, vivir su historia e, incluso, cambiarla. 
Reto 25 españoles:20º
Es diferente el segundo (La prisionera, de Manuel L. Alonso) que se enmarca en la actualidad y trata de la desaparición de una joven y de la búsqueda que realiza su primo. 
En ambos casos me sentí un poco decepcionada, pues a priori el planteamiento y los primeros capítulos me estaban gustando pero los finales se resuelven de una forma demasiado rápida, con prisas, por lo que terminé las dos lecturas un tanto descontenta. No obstante, no descarto del todo leerlos en clase, sobre todo el primero.
Reto 25 españoles: 22º
Y el último, titulado Robinson girl, de Rocío Carmona, tiene como punto de partida la llegada de una chica a una isla desierta sin saber cómo ni por qué. He de reconocer que me tuvo intrigada a pesar de que el final es bastante predecible pero creo que es de los que les pueden gustar. 
Reto 25 españoles: 24º

6 comentarios:

  1. El tercero me interesa. Los otros dos no sé, no sé.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás si lees el tercero, entonces.
      Abrazo!

      Eliminar
  2. Que difícil debe ser elegir lecturas para esas edades tan complicadas y con el agravante de lo poco que leen en general.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a veces es complicado, pero merece la pena cuando aciertas con el que les gusta.
      Abrazo!

      Eliminar
  3. Muy interesantes.

    Zamarat, asi tal cual esta entrada no podrías ponerla en el blog Leo y Comento? es verdad que está bastante abandonado pero ahí quedan. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tienes razón, Chelo, está muy abandonado. En cuanto tengo un poquito más de tiempo paso por allí, a ver qué se puede hacer.
      Abrazo!

      Eliminar