domingo, 28 de agosto de 2016

Irène, Pierre Lemaitre

Parece que me estoy aficionando a la novela negra; algo impensable hace unos años, pero ahí estoy, sorprendiéndome a mí misma de nuevo.
Lo compré en la Feria del Libro y lo devoré durante los días en la playa aunque he de reconocer que tiene unas imágenes demasiado truculentas para mí, pero la historia en sí me ha gustado. Se trata de un difícil caso que Camille Verhoeven debe resolver y que, además, presenta un hecho peculiar: el asesino parece inspirarse en escenas descritas en otras novelas negras.
Me ha gustado el personaje protagonista, me ha tenido enganchada desde el principio, igual que me pasó con Vestido de novia pero, sobre todo, me ha parecido genial el juego literario que nos ofrece (no puedo dar más detalles). Como decía antes no ha sido una lectura cómoda sino desasosegante, pero ha merecido la pena. 

6 comentarios:

  1. Leí varios libros del autor y me gustaron en su momento. Si sigue en su línea me gustará leerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces sí; seguro que te gustará.
      Abrazo!

      Eliminar
  2. Bueno, pues ahora Alex y Camille. A mí me falta el último de los tres.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, aunque dejaré pasar un tiempo por ahora.
      Abrazo!

      Eliminar
  3. Yo siempre aviso que la novela negra engancha y si es buena, como parece el caso, mucho más.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar