sábado, 9 de julio de 2016

El hombre que pisó una caca

Llega una edad en la que todo lo escatológico resulta gracioso; lo más divertido del mundo. Pues bien: mi niño ha llegado a ella. 
Por eso, cuando le conté que podíamos comprar un libro titulado así estalló en carcajadas y dijo que sí de inmediato. Además, este libro ha supuesto un momento importante en su vida de lector: es el primer libro que se ha comprado con su dinero; ese que ahorró el año pasado en su tarrito de los libros-euros leídos. Ha sido, desde luego, un dinero muy bien aprovechado: una moto verde de la que se enamoró en una juguetería y este libro que ya se ha aprendido de memoria. No os podéis imaginar lo bonito que fue verlo pagando, contando las monedas en el mostrador.
En cuanto al libro, en el catálogo de la editorial lo recomendaban a partir de los tres años, pero según el propio libro es a partir de cinco. Eso me asustó un poco pero mi niño no se deja intimidar por la extensión ni por unas cuantas letras más, así que lo hemos devorado noche tras noche, hasta conocer cada una de las palabras. Sobra decir, supongo, que al niño le ha encantando, y no solo por el tema de la "caca", sino porque el señor Martínez oculta una historia tan tierna que es irresistible. 

4 comentarios:

  1. Qué bonito todo lo que has contado alrededor del libro, si además le ha gustado, perfecto.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la idea Se lo regalaré a Hugo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que a Hugo le gustará mucho.
      Abrazo!

      Eliminar